Si los partidos fueran como los narran.