Simón Bolívar y la independencia